Que es la verdadera Libertad
On 29 octubre, 2018 | 1 Comments

Aunque mucho se ha dicho, mucho se ha escrito, mucho se ha divulgado y mucho se ha utilizado para justificar sin número de actuaciones individuales y colectivas es poco lo que cada uno sabemos sobre la Libertad.

Algunos creen que tiene que ver con no estar entre rejas, otros en poder tener más opciones para comprar, algunos en no tener restricciones para destruir, otros más en la posibilidad de opinar sobre los que tienen cargos públicos y poder jugar periódicamente a la democracia, y muchos creen que es un monumento que representa el estilo de vida de los occidentales.

Este concepto, el de Libertad, que proviene del latín significaba originalmente como “la capacidad de la conciencia para pensar y obrar según la propia voluntad de la persona”. Y ahí está el meollo del asunto ya que para obtener Libertad se requieren de dos elementos de los cuales carecemos.

Uno es la conciencia para pensar y obrar, algo que no poseemos ya que la conciencia en su sentido más profundo tiene que ver con darnos cuenta de nosotros mismos, de nuestra existencia, tanto física como emocional y racional en nuestro momento presente, lo cual es algo que casi nunca hacemos a no ser que nos encontremos de frente con nuestra propia muerte y salgamos libre de ella. Al no tener conciencia de nosotros mismos, nuestros pensamientos; los cuales pocas veces dirigimos o detenemos y nuestras obras; las cuales no mensuramos ni asumimos, serían actos o realizaciones inconscientes carentes de  Libertad.

El segundo, la propia voluntad, pues por obvias e implícitas razones es inexistente ya que ésta está relacionada con la consciencia y la Libertad, y ya que todos nuestros actos están dirigidos por impulsos inconscientes carentes de toda Libertad; ya que provienen imposiciones culturales, sociales o religiosas que nos convierten en autómatas pre programados sin siquiera inteligencia artificial, por lo tanto,  no poseemos voluntad de algún tipo.

Entonces si no somos conscientes de nosotros mismos y no tenemos voluntad para actuar, ¿Seremos acaso libres? ¿Conocemos realmente que es la Libertad? lo más probable es que la respuesta sea no, ya que no comprendamos lo que realmente es y que jamás nos hemos acercado a ella.